Estás leyendo:
Vosotros sois mi película: más Padial y menos Wismichu
4 min

 

Hace unos días, el canal online de A3Media, Flooxer, sacó en abierto el documental Vosotros sois mi película. Su salto a Internet no solo cierra el círculo de distribución y promoción del filme, que ha pasado ya por el trámite de las salas de cine, sino que lo coloca por fin en el espacio al que pertenece. Dejarla gratis en Internet es la última decisión inteligente que han hecho la productora YouPlanet y la distribuidora Flooxer para el éxito de este curioso producto, pensado a través de los códigos y efectos de la conexión eterna a la Red.

La primera buena decisión que tomaron desde YouPlanet fue la de ofrecer la idea de este making of a alguien como Carlo Padial desde un inicio. Seguramente no fue casual el llamar a su puerta: Padial (Algo muy gordo, Mi loco Erasmus) está fascinado desde hace tiempo en sus trabajos con la idea de contraponer y mezclar cine, Internet y los procesos creativos. Aunque tuvo sus reticencias a aceptar el proyecto por temor a resultar repetitivo, el reto de hacer una película sobre la creación y exposición de Bocadillo, el troleo en forma de película en bucle que hizo el youtuber Ismael Prego (Wismichu), tuvo que ser demasiado tentador para alguien que se fija tanto en las realidades y ficciones que está creando el mundo digital.

En ese plano es donde Vosotros sois mi película resulta más valiosa. Sobre todo a nivel formal y de construcción del relato, se nota que el director catalán está cómodo y puede aportar. Ahí es totalmente libre; utiliza la figura de alguien con un gran seguimiento en Internet como Wismichu para experimentar con formatos típicos del online como cámaras en mano modo selfie, acercamientos y partición de pantallas o inserción de comentarios en redes sociales. Ahí la sensación de inmediatez y comunidad dan el tono perfecto a esta historia que quiere ser una reflexión sobre este mundo contemporáneo de autoexposición continúa.

Padial arranca de esa realidad cambiante situaciones que funcionan bien como comedia crítica que señala, entre otras, al cine monolítico y los medios de comunicación. Su sentido del humor incómodo y de contraste se deja notar varias veces a lo largo de la película, especialmente a través del personaje ficcionalizado de Carlos de Diego o del uso que hace de la banda sonora. A eso le añade algunos hábiles momentos simbólicos y conversaciones reflexivas que terminan de dar una buscada sensación de conexión emotiva con la película.

Pero la pretendida gran transgresión que podía ser estaba condenada a quedarse a medias. Por la propia concepción del proyecto, esto es un producto más de un poderoso creador de contenido en Internet. Lo pone en el propio previsualizado del enlace de la película si lo compartes –a veces el SEO dice muchas cosas–: “una película de Wismichu y Carlo Padial”. El conocido youtuber, como es normal, es dueño y señor de lo que se ve y no se ve en el documental, lo que termina de darle una capa de voladora controlada al conjunto. Padial quiere revelar a un nuevo tipo de estrella de lo audiovisual, pero el narcisismo nubla parte de ese dibujo. La autocrítica es inofensiva porque no nace desde una mirada externa y autónoma, un imposible en este caso.

Es por eso que Vosotros sois mi película es también un reflejo en sí mismo de algunos mecanismos de nuestra sociedad en red: un documental de impacto inmediato, que abre debates, pero que dentro de dos días será enterrado por otra transgresión artificial por su propia falta de diálogo real con determinados problemas que plantea. Ojalá hubiese habido más Padial y menos Wismichu. Pero esta es nuestra película.

 

Arturo Tena (@artena_)

 

 

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.