Estás leyendo:
PlayZ reinventaba la tele mientras nosotros mirábamos el telediario
7 min

PlayZ reinventaba la tele mientras nosotros mirábamos el telediario

El canal juvenil de RTVE innova con nuevos formatos, ficciones transmedia y temáticas de actualidad para llegar a la franja de 18 a 24 años

playz-cine-con-ñ

«El canal se ha asentado y tiene un público fidelizado en la franja de 18 a 24 años. Su primera pantalla ha sido el teléfono, no la tele, y su primer canal YouTube. Es una equivocación pensar que ese público solo quiere contenidos de corta duración. Los ‘zetas’ o como los queramos llamar cambian rápido de contenido pero porque son muy exigentes y si algo no les interesa, pasan rápido a otra cosa. Pero si un contenido los atrapa, son muy fieles».

Alberto Fernández Torres es director de Contenidos Digitales y Transmedia de RTVE Digital. En 2017 fue uno de los encargados de lanzar PlayZ, el canal juvenil de la televisión pública que este octubre cumplirá tres años. En este corto espacio, además de congregar una audiencia millonaria –sobre todo vía su canal de YouTube, donde todas sus ficciones están disponibles– ha recibido premios del Festival Internacional de Cine y TV de Nueva York -por Si fueras tú– o del World Media Festival de Hamburgo -por Bajo la red-, entre otros.

Elige tu propia aventura

PlayZ

Maria Pedraza como Alba en ‘Si fueras tú’. Foto: PlayZ.

Si fueras tú, la primera serie de PlayZ, se empezó a emitir antes incluso de que el canal existiese oficialmente, en septiembre de 2017, y fue un ‘elige tu propia aventura’. Al final de cada capítulo la protagonista, Alba, interpretada por María Pedraza antes de Élite, tenía que elegir entre dos opciones para continuar la historia, e interactuaba por Facebook Live con los seguidores para decidir. Los fans incluso pasaban a formar parte de la agenda del teléfono del personaje y recibían actualizaciones vía WhatsApp.

Javier Lozano, director de Área Comunicación y Educación de la escuela de postgrado de la Universidad de Loyola experto en transmedia y ya habitual en Cine con Ñ opina que esta serie «supuso un chute de adrenalina bastante potente. Estaba pensada como una ficción que rompía la barrera con la realidad y el pacto ficcional«. Esta base es lo que considera como característico de PlayZ «la experimentación y la innovación. La búsqueda de nuevas formas de contar historias, la necesidad de ir más allá experimentando en los márgenes del prime time». 

Para una televisión pública, «la existencia de Playz y su apuesta es fundamental. De un lado, porque tienen la responsabilidad, como ente público, de innovar, experimentar y presentar propuestas que se muevan en los márgenes, que arriesguen y que salgan de territorios más cómodos, dictados por audiencias».

En un sentido similar, aunque con un enfoque diferente, se expresa Alberto Fernández: «Al principio estábamos abriendo un mercado totalmente distinto para RTVE. Es el primer canal completamente digital del ente y buscaba fidelizar a un público que estaba fuera del que TVE alcanzaba tradicionalmente. De ahí la experimentación. Ahora estamos más asentados».

Terror desde Instagram

Desde 2017 PlayZ se han producido y emitido más de una docena de webseries, tan variadas como la comentada Si fueras tú o Boca Norte, ambientadas en institutos, el thriller digital Bajo la red o las comedias Mambo o Grasa. El canal también emite programas OT Vision o Playchez, por citar solo dos, cuyo contenido no es de ficción. Si en 2017 se emitió Colegas, que recogía la nostalgia de la serie Compañeros y apuntaba a un público algo más mayor del finalmente consolidado, actualmente el último proyecto anunciado, Riders, retratará el mundo de la precariedad de los repartidores de comida a domicilio.

Entre los experimentos formales o transmedia de las series de PlayZ ha estado probar diferentes formas de interacción que no parten de la base de un contenido en su propia web. Dos ejemplos: la ficción de terror Una Nochevieja inolvidable, que se emitió originalmente vía stories de Instagram -un Proyecto de la Bruja de Blair o Monstruoso pero por redes- y ha recibido varios premios internacionales, y Gran Secuestro, que encerraba a cuatro famosos en una gran escape room emitida por YouTube y los seguidores vía Twitter y otras redes debían ayudarlos a salir.

Fernández advierte, eso sí, que este tipo de contenido interactivo “no es escalable. Intentamos que se aplique solo si la historia lo pide. No puede ser una plantilla”. Lozano se atreve a definirlo, desde fuera, así: «me parece pertinente hablar de compromiso en alfabetización transmediática. Es decir, RTVE tiene el compromiso de presentar una programación que entrene en competencias activas y de recepción transmedia a la audiencia más joven». 

También ha experimentando convirtiendo en largometrajes las temporadas de sus series de más éxito, montándolas para para pasar, por ejemplo, de ocho episodios de 20 minutos a una película de una hora y diez minutos, descubriendo que acababan teniendo más visionados de esta semanera.

Reflejar una sociedad diversa 

Los protagonistas de ‘Riders’, ahora mismo en rodaje. Foto: RTVE.

«Nosotros en PlayZ estamos como en casa porque ya nacimos haciendo webseries. La relación de confianza que se estableció desde el principio fue la que nos permitió hacer Mambo. Teníamos el proyecto de una comedia musical pero era demasiado grande para nosotros solos y salió adelante así» explica David Sainz, de Different Enterntainment, que también ha trabajado con PlayZ con series como Grasa y es conocido por la creación de Malviviendo.

A nivel de la interacción con el público joven «la verdad es que retorno recibimos casi el de siempre, por tener la suerte de una base de seguidores a los que hemos conseguido no defraudar». Un público que «es joven pero no tantísimo, creció con Malviviendo… y paulatinamente nos hacemos viejos. PlayZ nos ha regalado un público más jovencito, que cuando nuestros primeros productos no tenía edad de conocernos y ahora también nos sigue«.

PlayZ trabaja con productoras como Isla Audiovisual, con la que ha creado la multipremiada Bajo la Red, o Lacoproductora, con el proyecto en grabación de Riders. En esta última el protagonista es un joven racializado que se ve atrapado en un trabajo precario, aunque el punto de partida, siendo de crítica social, luego se hibrida con el thriller.

Alberto Fernández responde a Cine con Ñ que en este sentido el canal ha buscado «abrir y participar del debate de una sociedad diversa». Por ejemplo, en Drama se trató el tema del embarazo y del aborto. En Boca Norte, el del bullying. Riders pasa directamente a la precariedad. «Los contenidos apuntan a los problemas que pueda vivir nuestro público, también en un sentido aspiracional. No pretendemos ser educativos en un sentido tradicional pero sí reflejar la pluralidad de la sociedad sin resultar morelizantes».

Javier Lozano compara PlayZ con LAB, el Laboratorio de Innovación Audiovisual de RTVE, también nativo en la web y dedicado a la información y la divulgación, no a la ficción, apuntando a un público más mayor.

«Uno desde una labor informativa. y otro de entretenimiento, pero la misión de ambos es empujar un paso más lejos, abonar el terreno para los que vendrán después, hacer prueba error«. Algo que considera «una responsabilidad del ente público: innovar, experimentar y presentar propuestas que se muevan en los márgenes, que arriesguen y que salgan de territorios más cómodos, dictados por audiencia».

 

Jose A. Cano (@caniferus)

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.