Estás leyendo:
5 películas de Pedro Olea que ver después de ‘Olea… ¡más alto!’
6 min

5 películas de Pedro Olea que ver después de ‘Olea… ¡más alto!’

Aprovechando el estreno del documental de Pablo Malo, recomendamos un puñado de filmes del autor bilbaíno con los que conocer mejor su obra

pedro-olea-documental-cine-con-ñ

Olea… ¡más alto! es el documental de Pablo Malo que se estrena este viernes repasando la trayectoria de Pedro Olea en primera persona. El veterano director, superviviente de todas las etapas del cine español desde los 60 al día de hoy -se permite confesar durante la cinta que tiene un proyecto de serie de televisión para adaptar Las tres bodas de Manolita, de Almudena Grandes-, recorre los escenarios de algunas de sus cintas más recordadas y recuerda anécdotas de todo tipo.

Y todo tipo es todo tipo: desde sus broncas a Arturo Fernández por corregir el acento a Isabel Pantoja en El día que nací yo hasta la vez en la que tuvo que parar a Carmen Sevilla cuando quiso desnudarse para demostrar que podía interpretar a una prostituta. Por otra parte, si un halago se le puede hacer al documental es que dan ganas de dejar de verlo para ir a buscar cualquiera de las cintas del bilbaíno.



Así que hemos seleccionado cinco recomendaciones de su extensa filmografía, dejando fuera Un hombre llamado Flor de Otoño (1978) -que si usted no había visto haría bien en abandonar este artículo e ir a buscarla allá donde esté disponible- y El bosque del lobo (1971) porque ya fueron reseñadas en esta página en otros artículos.

 

NO ES BUENO QUE EL HOMBRE ESTÉ SOLO (1973)

De la experiencia del rodaje de esta película Pedro Olea extrae su admiración por José Luis López Vázquez «un actor total, se atrevía con todo». Lo mismo puede decirse del propio Olea, que aquí se dedicó a torear a la agonizante censura franquista para contar la historia de un hombre, el propio Vázquez, enamorado de una muñeca de tamaño natural a la que trata como si fuese su esposa y cuya vida se complica el día que conoce a una prostituta (Carmen Sevilla) y su chulo (Máximo Valverde).

Pedro Olea, y volveremos sobre ello, se especializó el cambiar el registro a actores conocidos. En esta película ejecutaba un triple tirabuzón: repetía con López Vázquez en un papel dramático -y que en otras manos fácilmente habría caído en la comedia bufa-, pasaba a Carmen Sevilla de la nuera perfecta a mujer fatal y colocaba a Máximo Valverde en un reverso tenebroso de su tradicional papel de galán.

Puedes ver No es bueno que el hombre esté solo online en Flixolé.

PIM, PAM, PUM… ¡FUEGO! (1975)

La segunda colaboración entre Concha Velasco y Olea, que repetirían más de 20 años después en Más allá del jardín (1997). Aquí la actriz se pone en la piel de una bailarina y cantante de la posguerra que se convierte en amanta de un estraperlista interpretado por Fernando Fernán-Gómez. Escrita por Azcona, su crítica al Franquismo no pasó despercibida.

Fue el último baile de Olea con la censura Franquista. Azcona tuvo que cambiar la profesión del protagonista masculino, que al principio iba a ser un funcionario corrupto del Gobierno, pero aprovechó para colar otras críticas más sutiles. El director lo considera el guión más redondo que ha rodado nunca.

 

BANDERA NEGRA (1986)Pedro Olea Bandera Negra

Hoy olvidada, supuso el regreso de Olea a rodar en su Bilbao natal y un duelo interpretativo -y casi personal- entre Alfredo Landa e Imanol Arias. Patxi, padre de familia en paro, consigue trabajo como capitán del mercante Urkía, donde coincide con Esteban, líder de una banda de rateros del puerto de Bilbao. Ninguno de los dos sabe que en reaidad el barco trafica con armas ilegales camino de África.

Bandera negra está considerada como una película de transición dentro de la filmografía de Olea, al mismo tiempo es uno de sus thrillers más logrados… y violentos. Homenaje en parte a los clásicos del género de piratas, también los impugna al pasarlos por el realismo sucio del cine español de los 80.

Tienes disponible Bandera negra online en Flixolé.

EL MAESTRO DE ESGRIMA (1992)

Pedro Olea puede presumir de haber llevado a Pérez-Reverte al cine cuando todavía era un corresponsal de TVE1 que escribía cosas en su tiempo libre. De esta película recuerda más sus peleas con Assumpta Serna, de la que esperaba que sonriese menos para no hacer tan simpática a la villana Adela de Otero. El thriller del libro se suaviza en película de época pero mantiene el detallismo de los duelos a espada.

Mítica por el diálogo de la guillotina entre un magistralmente histriónico Miguel Rellán y un flemático Omero Antonutti, la película es una recreación cuidada de la España isabelina en la que vuelve a colaborar con López Vázquez dándole un papel secundario pero determinante de policía de la época.

Puedes ver El maestro de esgrima online en Flixolé.

MORIRÁS EN CHAFARINAS (1995)Pedro Olea Morirás en Chafarinas

Otra adaptación, en este caso de la novela de Fernando Lalana, ya bastante polémica en su momento. Homosexualidad, drogas y corrupción en el Ejército español en Melilla con Jorge Sanz y María Barranco viviendo una aventura extramatrimonial en un momento en el que el servicio militar aún era obligatorio en España e Historias de la puta mili podía resultar escandalosa.

Rodada con el Ejército en contra, pasó por los cines sin pena ni gloria. Pedro Olea, que había dirigido a la generación de la Transición y a los nuevos talentos de los 80 le dio aquí la alternativa a una hornada de jóvenes actores. Sanz ya era algo parecido una estrella, pero aquí tienen algunos de sus primeros papeles Willy Toledo, Pepón Nieto, Ernesto Alterio o Antonio de la Torre.

Encuentras Morirás en Chafarinas online en Flixolé.

 

Jose A. Cano (@caniferus)

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.