Estás leyendo:
Neus Ballús conquista Málaga con Staff only
6 min

 

Esto no para. Si ayer destacábamos a Litus como una de las mejores opciones para hacerse con la Biznaga de oro, hoy no podemos dejar de hacer lo mismo con Staff only, el primer largometraje de ficción de la catalana Neus Ballús. La directora ha levantado una fantástica película con múltiples capas de lectura que además se beneficia de unas grandes actuaciones. Pero empecemos por el principio.

El día arrancaba con 522. Un gato, un chino y mi padre, el segundo largometraje de Paco. R. Baños después de Ali. La película está protagonizada por Natalia de Molina, que interpreta a una mujer con agorafobia que necesitará hacer las paces con su pasado, especialmente con la figura de su padre, para poder superar su problema. Un buen punto de partida para desarrollar una historia de cambio.

La película se construye como una road movie, en la que de Molina, acompañada de un Alberto Jo Lee que también recorre su propio tour emocional, irá reconciliándose consigo misma según se adentre en Portugal. El film divierte y emociona, y se eleva gracias a la gran actuación de la actriz jienense, que demuestra sus grandes dotes enfrentándose a muchísimos primeros planos a lo largo del film. Baños se deshace de los desarrollos convencionales que había en Ali y construye una película-cuento que, pese a la gran cantidad de temas que pone sobre la mesa, resuelve con dignidad todos los frentes que abre.

El equipo de la película (Foto: Alex Zea)

La siguiente española película del dia era Staff only. Como señalamos en la crónica de ayer había expectación a su alrededor desde que pasó por la Berlinale, y ahora podemos confirmar que el retrato que ha trazado Neus Ballús de las vacaciones de una familia española en un resort de Senegal ha estado a la altura de las expectativas. Se nota que Ballús viene del documental y de la representación directa de la realidad. Es un terreno donde se siente cómoda, como demostró en su interesante primer largometraje, La plaga. En su segunda película, totalmente de ficción por primera vez, la directora catalana se vuelve a apoyar en un potente realismo formal, apostando por una puesta en escena naturalista que se nota de forma especial en su primer trabajo.

Staff only pone sobre la mesa, con crudeza y de forma inteligente, distintos temas. El primero, y el más evidente, es el del «turismo exótico»: se critica la forma de visitar países menos desarrollados por parte de los occidentales. La superficialidad, hipocresía y paternalismo que mantienen con la tierra que visitan. En el subtexto se mueve la culpa, que transita desde el tema del turismo hasta el drama familiar, que es en lo que se acaba convirtiendo la película. Hay que recalcar las brillantes actuaciones de la protagonista y debutante Elena Andrada y del veterano Sergi López.

La tarde empezó con Ojos negros, que nació como proyecto de fin de carrera para la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona para posteriormente sumar el apoyo de la productora Nanouk y Filimin. La película narra un verano en la vida de una joven de 14 años que va a pasar unos días en casa de su abuela en un pueblo de Teruel, el Ojos negros que da nombre al film. Marta Lallana e Ivet Castelo codirigen la película, siendo también las responsables del guion junto a Iván Alarcón y Sandra García.

Para tratarse de una ópera prima sorprende positivamente la profesionalidad de su factura técnica, aunque con el paso de los minutos se hacen evidentes las dificultades narrativas para exprimir un planteamiento que era prometedor. Aunque podamos entender la situación y los sentimientos de la protagonista las directoras no terminan de dar con la tecla para aprovecharlas al máximo, y al final tenemos una película que acaba siendo demasiado inexpresiva y que se acaba haciendo larga pese a solo durar una hora.

Nos hemos acercado por la tarde también a la presentación del documental Regresa El Cepa, una película dirigida por Víctor Matellana que repasa el rodaje y secuestro de El crimen de Cuenca 40 años después de su realización. Matellana se acerca a la película de Pilar Miró llevando a uno de los protagonistas del film original, el actor Guillermo Montesinos, al pueblo donde se rodó. Montesinos regresa, igual que su personaje El Cepa, al lugar de los hechos.

El documental de Matellana está bien hecho en su estilo clásico. Guiado por la voz de Montesinos, se relata lo que ocurrió de 1979 hasta 1981 con El crimen de Cuenca a través de una gran variedad de las personas que vivieron la película y sus hechos. Desde el punto de vista cinéfilo, se agradece el trabajo de juntar las voces de muchas de las personas involucradas de alguna manera en lo que ocurrió: añaden sus diferentes puntos de vista y, sobre todo, construyen un interesante retrato de cómo era Miró, personalidad complicada, y cómo vivió la censura de su trabajo.

Como retrato histórico de la Transición es también impecable, contextualizando todos los hechos en aquella época turbulenta. La única solución de Matellana que no termina de funcionar es la de guionizar en exceso el hilo conductor de Montesinos, que se desaprovecha colocándole en off de una forma un poco artificial y forzada.

Cerramos el día viendo 7 razones para huir (de la sociedad), una película de episodios dirigida por Esteve Soler, Gerard Quinto y David Torras. Un reparto lleno de caras conocidas protagoniza una serie de historias cortas que se mueven entre la comedia negra y el humor más surrealista, proponiendo un análisis pesimista de la realidad actual.

El film es divertido y arrancó varias carcajadas a la sala, aunque alguna de las historias no termine de despegar del todo. Esta desigualdad entre sus partes es el principal defecto de 7 razones para huir, que difícilmente decepcionará a nadie (y aquí su asequible duración de 75 minutos juega a su favor), pero que tampoco parece destinada a permanecer demasiado tiempo en nuestras memorias.

El menú de la jornada de mañana promete intensidad y algunas propuestas potentes. Destacan especialmente las dos primeras películas del día: la prometedora La banda, otra ópera prima que irá a concurso en la Sección Oficial y que ha llamado la atención en sus primeros pases, y la esperada Los días que vendrán, la tercera película de Carlos Marques-Marcet, director de 10.000 km. Y esto será sólo el principio de lo que será la sexta jornada en Málaga. Aquí os esperamos.

Carlos Pintado Mas (@CarlosPM76) y Arturo Tena (@artena_)

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.