Estás leyendo:
Netflix y Youtube irrumpen en Málaga
5 min

 

Segundo día de cine en Málaga. Después de una primera jornada de calentamiento, empieza el juego de verdad. Y la competición en el Festival se abre a lo grande, con la aparición de una película de Netflix. El veto de Cannes el año pasado no ha evitado la tendencia general de que la plataforma de streaming acabe estando en los festivales más importantes, y el de Málaga ha seguido el mismo camino; colaboración más que confrontación. Por primera vez en la historia del certamen, la gran empresa norteamericana llega para hacerse con la Biznaga de Oro con dos películas.

Es evidente que Netflix está intensificando su relación con España. En Málaga empieza con Bambú Producciones, productora con la que ya trabajó en la serie Las chicas del cable, para rodar A pesar de todo, la comedia que se ha presentado esta mañana en el Teatro Cervantes sobre cuatro hermanas en busca de sus padres biológicos. La colaboración no ha escatimado en gastos; primero, para hacerse con un plantel de jóvenes actrices de primera línea como Blanca Suárez, Belén Cuesta, Amaia Salamanca y Macarena García. Pero también para contratar a secundarios de oro: Juan Diego, Marisa Paredes, Emilo Gutiérrez-Caba, Tito Valverde o Carlos Bardem se hacen ver en la película.

A nivel de producción, la película también saca pecho y enseña Madrid con escenarios y fotografías perfectas para la ocasión. Todo dentro de la marca registrada de Netflix, que parece tener ya ciertos patrones prefijados sobre cómo debe verse uno de sus trabajos. A pesar de todo no se sale de esas normas técnicas ni tampoco de las narrativas clásicas de la comedia romántica. Pese al buen esfuerzo de sus actrices y algún toque almodovariano, la estructura elegida para poner en movimiento la historia se agota rápido y no lo compensan los diálogos. Un pez más en el mar del catálogo de la empresa.

La tarde empezó pronto con una de las películas en la Sección Oficial fuera de concurso que generaban más expectación: Vosotros sois mi películael documental sobre la creación y exposición de Bocadillo, la broma en forma de película en bucle que hizo el youtuber Ismael Prego, A.K.A Wismichu, y que generó una gran controversia el octubre pasado. No sólo era un trolleo masivo; en paralelo, Prego hacía un documental sobre ese engaño general ofreciéndole la dirección del proyecto al director Carlo Padial (Algo muy gordo). Una buena decisión.

El resultado de este experimento ha sido una película provocadora que suscita una reflexión sobre la sociedad que nos ha tocado vivir y, sobre todo, que utiliza con inteligencia las narrativas que sigue creando Internet. Padial demuestra, con una variedad de formatos, que entiende qué contradicciones y lógicas hay detrás del concepto youtuber, un nuevo tipo de personaje público, y cómo se ramifica la vorágine del mundo digital y la creación. El bofetón cómico a los medios de comunicación y al funcionamiento de muchos mecanismos contemporáneos habría sido mayor -y el documental más rompedor- si hubiese salido un poco del personaje de Wismichu, que ha tutelado el proyecto, y dado más libertad al director para seguir explorando.

Rueda de prensa de Vosotros sois mi película hoy en Málaga. Foto: Ana Belén Fernández

La última y esperada cita del día era con la concursante Buñuel en el laberinto de las tortugas. La película cuenta una historia cinéfila; la composición y rodaje del famoso documental Las hurdes. Tierra sin pan, centrándose en la relación que mantuvieron el histórico director aragonés y su amigo el escritor Ramón Acín, productor de la película. Un interesante punto de partida biográfico que ha liderado el director Salvador Simó Busom, con experiencia en el mundo de la animación.

Buñuel en el laberinto de las tortugas cuenta con una animación bastante limitada -suponemos que, en parte, por falta de medios-, pero todo lo compensa con un acercamiento psicológico muy interesante a la figura de alguien tan importante para nuestro cine como Luis Buñuel. Basándose en la novela gráfica de Fermín Solís -que a su vez se basó en la autobiografía de Buñuel, Mi último suspiro-, la película compone un retrato de un hombre brillante, pero contradictorio; un genio enérgico, pero torturado por su propias vivencias. En esta línea de sentimientos encontrados, el filme presenta interesantes dilemas éticos en cuanto a qué es lícito hacer o no para tener la mejor película posible. Buñuel en el laberinto de las tortugas introduce, además, una impactante aportación a nivel técnico mezclando la animación con imágenes reales del documental.

El Festival vuelve mañana con la nueva película de Fernando Colomo (Antes de la quema), la ópera prima de Santiago Requejo (Abuelos) o Este amor es de otro planeta, de Daniel Diosdadol, que no hemos podido ver hoy en su presentación oficial. Esto no para. 

Arturo Tena (@artena_)

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.