Estás leyendo:
Desigualdad: las mujeres no son ni 1/3 en la industria del cine española
5 min

Desigualdad: las mujeres no son ni 1/3 en la industria del cine española

 

Desde el 2015, CIMA (la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales) lo viene diciendo con datos: hay una enorme desigualdad en representatividad por géneros en el sector audiovisual en España. El año pasado los hombres representaron el 71% de nuestra industria por el 29% de mujeres, según el informe anual ‘La representatividad de las mujeres en el sector cinematográfico español’ de 2018 de esta asociación. Es una mejora del 3% con respecto al mismo informe con los números de 2017. Beatriz Navas, directora del ICAA (Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales), ha admitido en la presentación hoy del informe que «en cinco años no ha habido muchos cambios«.

Dentro de la Fundación Telefónica y las terceras jornadas de CIMA Mentoring para impulsar el talento femenino en el audiovisual español, se han dado las principales claves del nuevo estudio estadístico de la Asociación elaborado a partir del análisis de los 152 largometrajes presentados a los Goya. Uno de los principales problemas («nos preocupa mucho») que ha puesto sobre la mesa Virginia Yagüe, guionista y vicepresidenta de CIMA, es «la segregación vertical» que existe dentro de la representación. Además de la que existe a nivel horizontal, a medida que se sube en los puestos de más relevancia o liderazgo, la presencia de las mujeres disminuye drásticamente en el cine español.

La dirección, el guion o la producción, los trabajos más reconocidos y de responsabilidad, están ocupados al 76% por hombres. Según se baja en la piramide, la presencia de las mujeres empieza a aumentar, especialmente en los que tienen que ver con los roles profesionales de los que tradicionalmente se han encargado ellas. En el nivel organizativo se llega al casi paritario número del 46%, mientras que su presencia al nivel de técnico estético está abrumadoramente feminizada (son el 80%). Un número que contrasta con la desigualdad del perfil técnico especialista, habitualmente asociado a los hombres: ellos son el 93% de ese espacio profesional.

Otro punto que ha querido destacar Virgina Yagúe en la presentación es que las mujeres reciben mucho menos dinero para acometer sus proyectos cinematográficos. Ellas tienen a disposición un 46,7 % menos de recursos económicos de media que los hombres a la hora de poner en marcha las películas (porcentaje elaborado a partir de un censo de 108 películas). Una película española cuesta 2,5 millones de euros de media; cuando la dirige una mujer baja a los 1,4.  «Las mujeres no pueden hacer un tipo de película que supone una inversión mucho mayor presupuestariamente hablando», ha asegurado Yagüe. Esa falta de financiación se refleja también después en el menor coste que se acomete para la promoción y publicidad de las películas realizadas por mujeres, lo que acaba perjudicándolas, según Yagüe, «a la hora de tener éxito comercial».

desigualdad-cima-cine-con-ñBeatriz Navas (izquierda) y Virgina Yagüe (derecha) durante la presentación del Informe. Foto. Fund. Telefónica (Twtter)

Ese éxito es uno de los índices que miden las televisiones generalistas (RTVE, Telecinco Cinema y A3Media) para decidir cofinanciar o apoyar un determinado proyecto cinematográfico. El documento de CIMA, elaborado por la investigadora Sara Cuenca, hace un desglose sobre ellos y enseña que, desde 2015 solo el 16% de las películas apoyadas por las televisiones contaba con directora. El año pasado estuvo en el 22%: TVE apoyó once películas de directoras y 30 de directores; A3Media, una de 12 películas en total; Telecinco Cinema, una de seis.

Para acabar con esta desigualdad tan profunda, CIMA ha reivindicado su «plan de acción» que si se cumpliese «en cinco años el 40% de las películas españolas tendría representatividad de mujeres», ha asegurado hoy su presidenta, Cristina Andreu. Uno de los puntos centrales de reivindicación han sido la forma en la que se conceden ayudas a los largometrajes desde el ICAA.  CIMA asegura que hay que establecer un porcentaje concreto de las ayudas reservado únicamente para mujeres. En estos momentos, el informe desvela que hay más mujeres en los cargos de dirección y guion para ayudas selectivas (44%), que para las generales (14%).

Beatriz Navas, máxima responsable del órgano que concede esas ayudas (ICAA), ha asegurado que se deben recuperar ayudas para otras fases de creación en el que están más las mujeres, como las de «desarrollo y guion», y ha explicado que es necesario una «concienciación de las comisiones» que toman las decisiones a partir del sistema de puntos por el que se rigen las concesiones de esos recursos económicos. Pese a las leves mejoras, la desigualdad sigue siendo un problema para el masculinizado cine español.

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.