Estás leyendo:
Michel Piccoli, actor fetiche también para grandes cineastas españoles
4 min

Michel Piccoli, actor fetiche también para grandes cineastas españoles

El actor parisino colaboró con dos pesos pesados de la historia del cine español como Buñuel y Berlanga. Ambos quisieron contar con él en la última etapa de sus carreras

michel-piccoli-cine-con-ñ-3

Ayer falleció el actor francés Michel Piccoli, una figura interpretativa de mucho peso en la segunda mitad del siglo XX del cine europeo. Trabajó intensamente durante muchos años con cineastas de talla mundial como Hitchcock, Melville, Godard, de Oliveira, Resnais, Ruiz, Moretti… y también con dos de los cineastas españoles más celebrados de nuestra historia del cine: Luis Buñuel y Luis García Berlanga. Con ambos, en la última parte de sus carreras.

 

Michel Piccoli con su amigo Buñuel

La colaboración española más importante de Piccoli fue con el primer Luis, Buñuel. Ambos se conocieron a través de un amigo en común, el poeta André de Richaud, según contó el propio actor, y rápidamente se hicieron amigos. A partir de entonces, Piccoli fue casi un fijo en la «etapa francesa» del director: estuvo en el elenco de seis películas que Buñuel hizo con algún tipo de producción francesa.

Pese a la buena relación entre los dos, Piccoli nunca protagonizó una película del autor de Viridiana. Buñuel le dio siempre papeles secundarios, la mayoría de ellos bastante pequeños. El de Calanda estaba más interesado en grandes personajes femeninos durante aquellos años, pero no por ello dejó de involucrar al parisino en sus producciones. Piccoli, de una manera u otra, dejó su marca en tres décadas distintas de la filmografía de Buñuel.

Picolli en un fotograma de ‘Bella de día’ (1967), de Luis Buñuel

Ya en su segunda incursión de coproducción francesa, en 1956, Piccoli se coló en el reparto de La muerte en este jardín. Pero no fue hasta 1964 cuando se intensificó el trabajo en común. Aquel año Piccoli fue el Sr. Montiel en Diario de una camarera, la primera colaboración de Buñuel con su productor francés de cabecera, Serge Silberman. Tres años más tarde, Piccoli también estuvo en Bella de día (1967), el mayor éxito comercial del cineasta en Francia, donde intentaba cortejar a Catherine Denueve.

La colaboración Buñuel-Piccoli siguió en el final de aquella década (La Vía Lactea) y en la siguiente, con pequeños papeles de Piccoli en El discreto encanto de la burguesía y El fantasma de la libertad. El actor incluso estuvo presente de alguna manera en la última película de Buñuel, Ese oscuro objeto de deseo (1977), en la que no estaba en el reparto. Aunque no tuvo un papel,  acabó doblando a Fernando Rey en la versión francesa del filme. Ambos mantuvieron su amistad hasta la muerte de Buñuel en 1983.

 

La colaboración con Berlanga: Tamaño natural y París-Tombuctú

El otro gran cineasta español con el que trabajó Piccoli fue Luis García Berlanga. Aunque fue una colaboración bastante más corta que la que tuvo con Buñuel, Berlanga sí le dio dos papeles principales en las dos películas en las que unieron esfuerzos. La primera fue en 1974, cuando el director de El verdugo quiso contó con Piccoli como protagonista de Tamaño natural, una película en la que el actor interpretaba a un hombre que encuentra refugio en una muñeca.

Fotograma de ‘Tamaño natural’ (1974), de Luis García Berlanga

Como anécdota, Tamaño natural significó el final de la relación entre Buñuel y Berlanga. No eran amigos, pero mantenían una relación cordial en los contactos que tenían. Así lo contaba el propio Berlanga en una entrevista: «Cuando fue a ver mi película Tamaño natural se salió antes del final. Parece ser que no aguantaba más, pese a que en ella trabajaba Michel Piccoli. Protestó diciendo que era una guarrada, que era inaguantable. Ahí termina mi relación con él. Ni nos escribimos ni nos vimos más».

Sin embargo, y años más tarde de la muerte de Buñuel, Piccoli volvió a protagonizar una película de Luis García Berlanga: París-Tombuctú. Fue la última película del director valenciano, en la que el veterano actor interpretaba a un torturado cirujano francés que decide hacer una ruta en bicicleta hasta Tombuctú. Fue la oportunidad que tuvo Michel Piccoli, además, de rodar en España. La película se hizo en la Comunidad Valenciana en 1998, también con actrices como Concha Velasco y Amparo Soler Leal.

 

Arturo Tena (@artena_)

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.