Estás leyendo:
Marta Nieto y Théo Court vuelven de Venecia con un premio bajo el brazo
3 min

Marta Nieto y Théo Court vuelven de Venecia con un premio bajo el brazo

 

Buenas noticias para el cine español desde Venecia. Sin representación en la Sección Oficial, que ha dejado un palmarés muy interesante -con Joker de Todd Phillips como León de Oro y El oficial y el espía de Roman Polanski como Gran Premio del Jurado- ha sido la Sección Horizontes, la segunda más importante del festival, la que ha tenido reconocimientos para nuestro cine. Marta Nieto ha sido elegida como mejor actriz por su trabajo en Madre, de Rodrigo Sorogoyen, mientras que el hispano-chileno Théo Court ha sido premiado como mejor director por Blanco en blanco, una coproducción entre España y Chile. Este último premio para Court se suma al Premio Fipresci de las Secciones Paralelas (Sección Horizontes y Semana de la Crítica) que se anunció la tarde del viernes. Recordemos también que Pedro Almodóvar recibió el León de Oro de Honor en reconocimiento a su carrera al inicio del certamen.

Madre, la película por la que ha sido premiada Marta Nieto, es la continuación del corto del mismo nombre que el año pasado estuvo nominado al Oscar. El largo empieza donde acababa el corto, con Elena (Marta Nieto) buscando a su hijo, que se ha perdido en un playa de Francia mientras estaba de viaje con su padre. La película ha recibido críticas dispares, aunque sí que hay un gran consenso en el gran trabajo de la actriz (y en el talento de Sorogoyen para la dirección). Madre inaugurará el Festival de Sevilla el próximo 8 de noviembre y llegará a las salas el día 15 del mismo mes.

Este premio impulsa la carrera cinematográfica de Marta Nieto antes del estreno de su primer gran papel protagonista. Hasta ahora la actriz murciana había trabajado principalmente en televisión (Hermanos y detectives, Cita a ciegas) y en papeles secundarios en películas como El camino de los ingleses, de Antonio Banderas, o Litus, de Dani de la Orden, que se estrena el próximo viernes. El reconocimiento en Venecia también será un gran impulso para la temporada de premios que empezará a partir del cambio de año.

Fotograma de ‘Blanco en blanco’

El reconocimiento de la Biennale de Venecia también es un impulso para la carrera de Théo Court. Nacido en Ibiza hijo de padres chilenos -país al que volvieron cuando el ahora director tenía 16 años- estudió en la Escuela de Cine de San Antonio de Los Baños en Cuba y estrenó su primer largometraje, Ocaso, en 2010. Blanco en blanco, un drama histórico con elementos de western, narra la llegada de un fotógrafo a la Tierra de Fuego para fotografiar el matrimonio de un latifundista, es su segunda película. La crítica ha destacado la fuerza de sus imágenes y el choque que se muestra entre la naturaleza y la modernidad. De momento no hay fecha para su estreno en España (algo a lo que, nuevamente, este premio puede ayudar).

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.