Estás leyendo:
Las comedias se hacen con la tercera jornada malagueña
5 min

Las comedias se hacen con la tercera jornada malagueña

 

Se cumple el primer tercio del Festival de Málaga. Los primeros tres días de películas españolas del Festival han sentado la base de un certamen que, poco a poco, va recogiendo cada vez más público -y más calor-. Aunque es pronto para hacer balance, los trabajos estatales que se han presentado en cine hasta el momento han tirado, en líneas generales, hacia la comedia. Los programadores y la dirección han concentrado varias obras que orbitan alrededor del género en esta etapa porque, suponemos, consideran el humor como la mejor herramienta para ir sumergiéndose en la dinámica y el ambiente agradable que se respira en todas las distintas actividades que rodean al evento. Y hoy la tendencia ha seguido.

Si el día de ayer lo acabábamos con una película que compite en la Sección Oficial (Buñuel en el laberinto de las tortugas), el tercer día ha empezado con otra: Antes de la quemaEs la nueva comedia/thriller del veterano director Fernando Colomo, que esta vez se desplaza a Cádiz para contar una «narco-chirigota» protagonizada por Salva Reina, Manuela Velasco, Maggie Civanto y Joaquín Nuñez. La película sigue la experiencia de un chirigotero en paro que se ve envuelto en los negocios de un capo de la droga de la ciudad.

Colomo pone todo lo mejor de su oficio como contador de historias al servicio de la idiosincrasia gaditana. Antes de la quema demuestra que a las ciudades, más allá de que sean bonitas o no, lo que las hace especiales es su gente. Claro ejemplo de ello es Cádiz; basta con vivir un poco de la gracia, el corazón y el carácter de sus habitantes para saberlo. Pese a lo castigada que ha estado y está la ciudad por la crisis económica durante los últimos años, los gaditanos han seguido manteniendo su alegría. Todo ese espíritu está en Antes de la quema, algo nada fácil de hacer.

Salva Reina demuestra con creces que puede liderar una película, y borda un papel que tiene más aristas de lo que parece. Gracias a él luce muy por encima de la media -mérito también del guionista Javi Jáuregui y del resto de los actores- el ritmo y la ocurrencia de los diálogos, que llegan siempre en el momento justo. Buena prueba de ello fue que, por primera vez en lo que llevamos de Festival de Málaga, el auditorio del Cervantes se rió de forma general en varios de los gags. Colomo vuelve a dar una lección de cómo administrar lo que necesita un proyecto y maximizar todo el talento y verdad que le rodea.

También en el centro de operaciones del Cervantes se presentó en la Sección Málaga Premiere (fuera de concurso) una comedia más: AbuelosSe trata de la primera película del director Santiago Requejo, que ha trabajado anteriormente con su productora en vídeos pensados para Internet. Ahora es el turno de llegar a la pantalla grande con una historia generacional, sobre cómo tres amigos llegan a la vejez con distintos problemas en su vida privada y profesional. El trío está interpretado por Carlos Iglesias, Ramón Barea y Roberto Álvarez, que en esa determinada etapa de su vida deciden poner en marcha un nuevo negocio.

En esos tres personajes está todo lo bueno que tiene Abuelos, que no es poco. Iglesias, Barea y Álvarez dan una lección de madurez recogiendo las distintas maneras de ser, pensar y actuar que tienen sus simpáticos álter egos en la película. El cásting no podría haber estado mejor hecho; son capaces de encajarlo todo. Se nota que Requejo se ha concentrado en darles espesor a ellos para que los distintos valores y emociones que quiere transmitir con la película lleguen al público de forma divertida. Un trabajo inteligente que aprovecha lo mejor del equipo que tenía a su disposición.

Desde su perspectiva millennial, el director hace un homenaje a una generación que, junto a la de los jóvenes, es de la que más ha sufrido en España los efectos del desastre económico de los últimos años. La ternura, el desconcierto, la sabiduría y la pasión de sus mayores están recogidas en la película a través de sus ojos y sus historias. Para llegar a ello, Abuelos toma el camino de la positividad dentro de los cánones tradicionales. Aunque intenta deshacerse de la estructura clásica con momentos anticlimáticos, al final acaba cayendo en su trampa y todo se resuelve con un final precipitado totalmente absorbido por la retórica artificial del emprendimiento. Era mejor seguir guiándose por unos personajes con alma.

Mientras los homenajeados siguen desfilando: ayer fue Raúl Arévalo y hoy ha sido Javier Gutiérrez el que ha recibido premio por sus trayectoria. La semana empezará mañana con la nueva película de Dani de la Orden (Litus), una de las apuestas más potentes, o la propuesta del debutante Jon Mikel Caballero Lorea (El increíble finde menguante). A primera vista, nos seguiremos riendo de nosotros mismos dentro de la comedia,  que Fernando Colomo ha definido hoy como «género fluido» al hablar de Antes de la quema.

Arturo Tena (@artena_)

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.