Estás leyendo:
Los jóvenes españoles, los que más van al cine
4 min

Los jóvenes españoles, los que más van al cine

jovenes-cine-espana-mas-salas-cine-con-ñ

 

Los menores de 25 años son los que más se animan a ir a las salas en España. Según un reciente informe de la Federación Española de Exhibidores Cinematográficos (FECE), 7,4 de cada 10 de ellos van a las salas por lo menos una vez al mes. Pese a que el 80% de ellos tenga una suscripción a algún servicio de streaming (SVOD), donde ven principalmente series (48%), a las generaciones milenial y posmilenial sí que les gusta ir al cine. Y además, lo hacen todavía de la forma tradicional: el 57% compra las entradas directamente en la taquilla frente al 38% que lo hace comprándolas por Internet. Son el principal objetivo de la industria audiovisual; los que más ven contenido en streaming y los que más van al cine.

Curiosamente, el segundo sector poblacional que más acude a ver una película a una sala de cine es el que está en el otro extremo de la tabla de FECE: los mayores. 7,3 de cada 10 personas con más de 50 años acuden al cine por lo menos una vez al mes. Los que menos van son la gente de mediana edad (de los 36 a los 45 años): 6 de cada 10 van al cine al menos mensualmente. Los hábitos de los jóvenes y los mayores tienden más a acudir al cine.

El documento de la Federación de Exhibidores (‘Las salas de cine. Datos y cifras’) destaca que ir al cine sigue siendo, de largo, la actividad cultural favorita de los españoles. El 69,8% del consumo cultural en España va destinado a sentarse en un sala para ver algo en pantalla grande, muy por encima de la segunda actividad más repetida, que es acudir a conciertos de música (18%). El 54% de los españoles va al cine por lo menos una vez al año. Más de la mitad de los espectadores son regulares: van, por lo menos, una vez al mes (51%). Los ocasionales son el 38,8% (una vez al año), y los más asiduos (una vez a la semana) son el 9,9%.

Foto: Pxhere

El informe también hace una comparativa con las entradas vendidas por habitante en los países de nuestro entorno (UE), donde España ocupa el tercer lugar. Sólo Francia (200,5 millones de entradas vendidas en 2018, 3,2 por habitante) y Reino Unido (177 millones de entradas, 2,7 por habitante) superan a España, que tiene una frecuencia de 2,1 entradas por habitante. Países con industrias potentes y muchos habitantes, como Italia (85,9 millones de entradas, 1,4 por habitante) Alemania (105,4 millones de entradas, 1,3 por habitante) se colocan por detrás de los números que presenta España.

Sin embargo, la noticia negativa para los exhibidores, presente en el informe, es la de la progresión histórica del número de salas de cine en el Estado. Han desaparecido el 15% de las mismas en los últimos diez años en nuestro territorio. En 2018 se registraron 3.518 pantallas, 622 menos que en 2008, cuando eran 4140, según datos del ICAA, según cálculos de la propia institución. El cine reduce su presencia en el territorio, concentrándose en las grandes ciudades y las comunidades con más habitantes. El 48,8% de las pantallas (1.693) se reparten entre las tres comunidades autónomas más pobladas: Cataluña (645), Andalucía (562) y la Comunidad de Madrid (486). En total en España, hay 76 pantallas por cada millón de habitantes.

En cuanto al número de espectadores totales al año, se ha reducido un 9,3 % en esta década (de 107,8 millones en 2008 a 97,7 millones el año pasado). Sin embargo, los números parecen ahora más asentados cerca de los 100 millones, lejos ya de los registros de los años más difíciles (2013 y 2014) cuando se tocó fondo con una afluencia de 78, 6 millones de personas durante todo el 2013.

Arturo Tena (@artena_)

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.