Estás leyendo:
Favoritas, duelos o todo por decidir: ¿Qué películas ganarán los Goya?
8 min

Favoritas, duelos o todo por decidir: ¿Qué películas ganarán los Goya?

favoritas-goya-2020-3

La temporada de premios del cine español llega a su clímax estelar: los Goya 2020. La 34ª Edición de la gran fiesta de nuestras películas llega después de un intenso mes de diciembre y enero, en la que se han sucedido las galas y las estatuillas para algunos de los filmes estatales más destacados del año. Todo para llegar a este momento. Y junto a él llegan las preguntas inevitables que todos -sobre todo los medios- nos hacemos: ¿Qué películas ganarán?, ¿quién saldrá triunfante?, ¿habrá sorpresas? Aquí tienes un repaso de las favoritas y favoritos tras las pistas de esta temporada de premios, las categorías más disputadas entre algún/a nominado/a o las que están más abiertas y en las que puede pasar cualquier cosa.

Las claras favoritas a los Goya 

Fotograma de ‘Dolor y gloria’, de Pedro Almodóvar

Hay que decirlo: todo lo que no sea que Dolor y gloria se lleve los premios más destacados -Mejor película, Mejor dirección, Mejor guion- sería una sorpresa. La película de Pedro Almodóvar es la gran favorita a los Goya 2020 por su gran recibimiento de crítica (en todas las listas de lo mejor del año) y público (quinta película española más taquillera del 2019). El carácter íntimo y autobiográfico de uno de los cineastas más destacados de nuestra historia terminan de ponerle el broche como candidata perfecta a todo.

Además, Dolor y gloria lleva ya una carrera impresionante en galardones. Sin contar los numerosos a los que ha sido nominado en el extranjero –Oscar mediante-, aquí ha triunfado ya entre periodistas (los Feroz), guionistas (las Medallas CEC) o académicos andaluces (Mejor película no andaluza en los ASECAN). Sólo parece que el trío de directores de La trinchera infinita podrían hacerle frente (ganadores en los Forqué a Mejor película) en la categoría de Mejor dirección. Con la tendencia reciente de la Academia -no siempre en buenos términos con Almodóvar- a repartir y compensar premios, la gran beneficiada puede ser la película sobre el topo de la Guerra Civil.

El cartel de gran favorita de Dolor y gloria viene acompañado del que cuelga del cuello de su actor protagonista: Antonio Banderas. Su interpretación como Salvador Mallo ha sido muy reconocida aquí (Forqué, Feroz, Medallas CEC) y fuera (Mejor actor europeo, Mejor actor en Cannes, crítica de los Ángeles y Nueva York, nominación a los Oscar y los Globos de Oro…). Parece que Banderas ganará su primer Goya al Mejor actor.

Después de Banderas, hay otra intérprete de Dolor y gloria que tiene todas las papeletas para llevarse el premio: Julieta Serrano como Mejor actriz de reparto. La veterana actriz se llevó el Feroz, y todo apunta a que será ella la galardonada también en Málaga. El broche de oro a una larga y exitosa carrera para Serrano, que lleva 20 años sin nominación. Para acabar también el trío de intérpretes favoritos hay que destacar a Enric Auquer como Mejor actor revelación. Su papel como narco gallego en Quien a hierro mata ha recibido premios ya en los Feroz y los Gaudí, y todo hace indicar que repetirá en los Goya.

Las categorías en duelo

Marta Nieto en ‘Madre’ (izquierda) y Belén Cuesta en ‘La trinchera infinita (derecha)

Hay distintas categorías en los Goya en las que habrá emoción a dos. En las que no está claro quién podría llevarse el gato al agua al final de la noche o en las que es demasiado arriesgado dar sólo un nombre. La ración más importante de incertidumbre estará en el premio a la Mejor actriz. Las favoritas son dos: Marta Nieto por Madre y Belén Cuesta por La trinchera infinita. Ambas han ganado premios (Forqué y Festival de Venecia para Nieto; Feroz, Asecan y Días de Cine para Cuesta) y llegan con opciones. Aunque a priori La trinchera infinita ha recibido mejor tratamiento por crítica y público, el enorme peso que tiene en la película y los premios para Marta Nieto no descartan sus posibilidades.

Otro duelo interesante es el que se vivirá en la categoría de Mejor película de animación. Buñuel en el laberinto de las tortugas era, a priori, la gran favorita. Está preseleccionada a los Oscar, es la Mejor película de animación europea y, sobre todo, tiene cuatro nominaciones a estos Goya.  Pero la reciente irrupción de Klaus, con su fulgurante nominación a los Oscar, ha puesto algo de emoción en la categoría. Hay que dejar claro, sin embargo, que las votaciones a los Goya se cerraron antes de que se conocieran las nominaciones a los premios de Hollywood. Es decir, los académicos no pudieron tenerlo en cuenta.

 

 

Carmen Arrufat (La inocencia) y Benedicta Sánchez (Lo que arde) son los dos nombres que destacan por encima del resto en la categoría de Mejor actriz revelación. Aunque la nominación de la veterana gallega, con una gran historia personal detrás, parecía destacar claramente, la de Arrufat ha sido empezado a tener muy en consideración. Especialmente después del reciente estreno de su película. Es posible que la candidatura de Sánchez esté aún un peldaño por encima, pero no se puede descartar aún el trabajo de la jovencísima protagonista de La inocencia.

Por debajo en nivel de duelo, hay que mencionar, por novedad, lo que sucede en la categoría de Mejor música original. Una vez más, el trabajo en Dolor y gloria de Alberto Iglesias es, aparentemente, muy favorito. Pero ha aparecido un nombre que no se puede descartar: el de Arturo Cardelús. Su composición en Buñuel en el laberinto de las tortugas, que ganó en el Festival de Málaga, es la única capaz de poner en duda el reinado de Iglesias.

En la categoría de Mejor corto de ficción, hay que mencionar que a Suc de síndria, de Irene Moray, le ha salido un contrincante: El nadador, de Pablo Barce, ganador en los pasados Premios Forqué. Por último, en el Mejor vestuario, maquillaje, sonido o dirección artística el duelo principal se disputará seguramente entre Mientras dure la guerra y La trinchera infinita, que se jugarán los premios técnicos si Dolor y gloria se lleva los principales.

Las categorías más abiertas

Fotograma de ‘El hoyo’, de Galder Gaztelu-Urrutia

 

Hay varias categorías en las que predecir ganadoras o ganadores es complicado. El caso más relevante es el de Mejor dirección novel, que cumple con la tradición de estos últimos años de estar muy abierta. En ella compiten Belén Funes por La hija de un ladrón; Salvador Simó por Buñuel en el laberinto de las tortugas; Galder Gaztelu-Urrutia por El hoyo; y Aritz Moreno por Ventajas de viajar en trenTodas ellas han recibido premios y reconocimiento. Aunque puede parecer que Simó y Funes lideran la carrera, el alto nivel de las películas hace que sea imposible descartar alguna.

Dos de ellas (Buñuel en el… y Ventajas de viajar en tren) compiten también en otra categoría con muchas incógnitas como es la de Mejor guion adaptado, en la que también pujan con argumentos los hermanos Remón y Zambrano por Intemperie o Isabel Peña y Rodrigo Sorogoyen por Madre. Algo parecido sucede también en la Mejor fotografía, con trabajos de alto nivel de José Luis Alcaine (Dolor y gloria), Mauro Herce (Lo que arde), Javi Agirre Erauso (La trinchera infinita) o Álex Catalán (Mientras dure la guerra).

Otra categoría abierta y extraña este año es la de Mejor largometraje documental: aunque a priori parten como favoritas El cuadro  y Ara Malikian: una vida entre las cuerdas (ganadora en los Forqué), no hay que olvidar que está también nominado el documental español más visto en cines este año (Aute Retrato). Lo curioso es que ni la ganadora en los Feroz (La ciudad oculta) ni en los Gaudí (El cuarto reino. El reino de los plásticos) están siquiera nominadas. Algo parecido sucede en la misma categoría de cortometraje (Mejor cortometraje documental) con todo por decidir.

 

Arturo Tena (@artena_)

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.