Estás leyendo:
El Festival de Gijón vuelve a dar un espacio central al cine español
5 min

El Festival de Gijón vuelve a dar un espacio central al cine español

les-perseides-cine-con-ñ

El Festival Internacional de Cine de Gijón/Xixón es uno de los últimos festivales de primer nivel del año en España. Sin casi tiempo para acabar el de Sevilla, también la atención sobre nuestras nuevas películas pasará de sur a norte. En su 57 Edición, el veterano certamen dará cabida, como es habitual, a algunas de las apuestas españolas relevantes de la próxima temporada. El estreno nacional de Blanco en blanco, flamante ganadora  de premios en Venecia, será seguramente la noticia española más llamativa de un festival que, sin embargo, presentará también un nutrido grupo de propuestas nacionales a tener en cuenta y que premiará a uno de ellas en la Competición Español al Mejor Largometraje.


Court, Cepedal, Tusell, Dexeus y Gabarró en la Sección Oficial 

En su Sección Oficial, hay ya tres películas españolas confirmadas. La que viene con más relumbrón, como ya se ha mencionado, es Blanco en blanco. Los reconocimientos de mejor dirección y Premio FIPRESCI en la Sección Horizontes del Festival de Venecia han alimentado la expectación en España ante la película dirigida por el hispano-chileno Théo Court, que llega acompañada por el consenso positivo de la crítica. Esta coproducción con Chile, Francia y Alemania sobre estas historia de un fotógrafo que se ve envuelto en problemas a partir de una boda en la Tierra del Fuego del siglo XX.

Fotograma de ‘Blanco en blanco’, de Théo Court

La segunda película española en la Sección Oficial es El trabajo, o a quién le pertenece el mundode Elena Cepedal. La cineasta asturiana debuta en el largometraje con este documental que recoge la historia de Asturias a través de sus movilizaciones y los distintos cambios socio-laborales en la región. Y la terna estatal  a competición en la parte más importante del Festival se cierra con Les Perseides, de Alberto Dexeus y Ànnia Gabarró, una historia de una niña que pasa su verano en un pueblo con importantes deudas con el pasado. Fuera de concurso se podrá ver también Video Blues, de Emma Tusell, un repaso documental sobre la familia de su realizadora, que busca desentrañar el significado de distintas imágenes domésticas.

 

Cinco películas españolas en Competición Internacional Rellume

La sección paralela Competición Internacional Rellume tendrá una presencia española aún mayor que la Sección Oficial en el Festival de Gijón: cinco películas serán producciones nacionales en una zona del certamen llena de nuevos talentos. Uno de los pocos viejos conocidos de Competición Internacional será Cristóbal Arteaga, que estrenará aquí mundialmente su tercera película: As mortesTras acumular premios y reconocimiento con (sobre todo) El triste olor de la carne y Faro sin isla, el cineasta chileno vuelve con un crimen en un pueblo gallego y sus consecuencias.

Fotograma de ‘Sin techo’, de Xesc Cabot y Pep Garrido

Otros que vuelven son Xesc Cabot y Pep Garrido, que vuelven a hacer equipo después de Bustamente Perkins. Ahora se pasan a la ficción con Sin techo, una película sobre una persona sin hogar en Barcelona. Las otras tres propuestas españolas en la Rellume son de no-ficción: Enero, el debut de la artista Ione Atenea con un estudio histórico a partir de la vida de sus dos abuelas, Meseta,  el segundo documental de Juan Palacios dedicado al retrato de determinadas personas en la Meseta Central española, y La educación sentimental, primer largo de Jorge Juárez sobre su propia juventud a través de distintas experiencias. La Competición Internacional también contará con el estreno del cortometraje Desaparecer, del local Diego Llorente.

 

Enfants terribles, Albert Serra y los reconocimientos a la carrera

Fuera de Rellume, en Gijón estará La asfixia, de la guatemalteca Ana Bustamente, un documental de la cineasta sobre las dolorosas huellas familiares del conflicto armado en Guatemala en los año 80. Pero también Las edades sensibles de la luz, de Pedro Sara y Violeta Pagán Navarro. Seleccionada en el espacio para los más jóvenes del Festival, Enfants Terribles (donde se podrán ver también Les Perseides), cuenta el extraño fenómeno que les ocurre a un grupo de estudiantes de cine cuando deciden rodar una película. El de Sara y Pagán será el último estreno español -conocido hasta ahora- del certamen.

Fotograma de ‘Les Perseides’, de Alberto Dexeus y Ànnia Gabarró

Esto no significa que el cine español se acabe ahí. Varias de nuestras películas con trayectoria previa en el circuito también estarán en Asturias. Uno de ellas será Liberté, de Albert Serra. El cineasta catalán estrena su película en cines españoles el 15 de noviembre, y pondrá el broche final a su presentación ante el público con un pase especial en Gijón. Además, el cineasta impartirá una masterclass diferenciada que se llamará ‘Metodología y cine contemporáneo’.

Otras de las películas que contarán con proyección especial en el Festival de Gijón son Ventajas de viajar en tren y El autor. Ambas forman parte del homenaje que el Festival va a rendir a las carreras de dos actores: Ernesto Alterio, secundario de la primera, y Javier Gutiérrez, protagonista de la segunda. Alterio subirá al escenario a recoger el Premio Nacho Martínez, un clásico premio a la trayectoria del Festival en recuerdo al actor asturiano, mientras que Gutiérrez se quedará con el recién inaugurado Premio Isaac del Rivero, el creador del certamen asturiano. Además habrá un foco dedicado al trabajo de Elena López Riera, que ganó en Locarno con su cortometraje Los que desean.

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.