Estás leyendo:
El amor y la muerte. Historia de Enrique Granados: documental que escucha
3 min

 

El cine y la música siempre han ido de la mano. Son lenguajes que pueden ser, y en muchas ocasiones así ha sido, complementarios. Pero el cine no siempre ha entendido bien a la música, más allá de usarla como recurso en muchas ocasiones. Comprensible. Primero, porque muchas veces no ha sido el objetivo, sino un recurso más a utilizar. Y luego, y sonará un poco estúpido pero es verdad, porque es muy difícil. Es un lenguaje particular que requiere formación y tiempo para comprenderlo. Pero con El amor y la muerte. Historia de Enrique Granados no estamos ante uno de estos casos.

Arantxa Aguirre conoce y entiende a la perfección la vida y obra de quien está hablando, por lo que consigue componer una película que capta la personalidad y el trabajo de Enrique Granados, y de hacerlo de forma accesible. Ya demostró en su anterior largometraje, Dancing Beethoven, tener una sensibilidad especial para transmitir la música clásica y emocionar con ella. La película comprende la dimensión personal del compositor, a la vez que aferra el espíritu de su música y su enraizamiento en la cultura española. El amor y la muerte. Historia de Enrique Granados es un film que, en sus mejores momentos, no habla sino que escucha en palabras de la propia directora. Y confirmamos que, efectivamente, por momentos parece que el propio compositor nos estuviese hablando (y además la voz de Jordi Mollà le sienta estupendamente).

La directora acierta plenamente en el tono, intercalando testimonios de expertos -los musicólogos Jorge de Persia y Walter Aaron Clark y la musicóloga Mirian Perandones- con la narración de su vida y la interpretación de fragmentos de sus obras. Rosa Pardo, también productora del film, toca al piano piezas de Granados, en unas interpretaciones que cuentan también con músicos como el guitarrista Cañizares, el cantaor Arcángel y la cantaora Rocío Márquez, o el pianista ruso Eugeny Kissin. El uso de animaciones y fotos de archivo modificadas resulta muy importante para aportar dinamismo a la narración y hacer más accesible la historia de Granados a los espectadores, especialmente a quienes la época o la música clásica les queda más lejos.

El amor y la muerte. Historia de Enrique Granados es un documental biográfico realizado con el tacto y la sensibilidad necesarios para contar algo que no es para nada fácil de trasmitir, y de hacerlo de una manera accesible y amena. Los recursos visuales aportan dinamismo y cercanía, mientras que los testimonios e interpretaciones permiten comprender, dentro de los límites de cada persona, su música y trabajo. Arantxa Aguirre vuelve a demostrar su gran capacidad para narrar historias que acerquen al mundo actual personajes y piezas artísticas del pasado.

 

Carlos Pintado Mas (@CarlosPM76)

 

 

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.