Estás leyendo:
El cine español y el indio se encuentran en ‘La cinta de Álex’
5 min

El cine español y el indio se encuentran en ‘La cinta de Álex’

La primera película española en los cines tras el cierre de las salas es una inusual colaboración cinematográfica entre profesionales de dos países

la-cinta-de-alex-cine-con-ñ-3

El cine español vuelve a las salas después de tres meses, y lo hace con La cinta de Álex, una inusual colaboración cinematográfica entre España e India. En 2011, el gran éxito de una película de Bollywood ambientada en España animó a un convenio entre ambos países, pero no ha sido hasta ahora que se han podido ver los frutos de una coproducción tan directa entre ambas industrias. Primer largometraje de Irene Zoe Alameda, la película ha contado con trabajadores de los dos lugares -además de apoyos norteamericanos- para hacer realidad una historia de reencuentro entre un padre (Fernando Gil) y una hija (Rocío Yanguas).

El viaje de Zoe Alameda para llegar a este contacto con el país asiático viene de lejos. En 2010 aceptó el encargo de rodar un corto documental llamado Jaisalmer y posteriormente le propusieron escribir un guion ambientado en esa misma zona, que acabó siendo el texto de La cinta de Álex. El proyecto tuvo que pararse entonces por la crisis, y no fue hasta 2016 cuando presentó Jaisalmer en Jaipur que la implicación de uno de los productores indios volvió a sacar el proyecto adelante.

«Hace unos años fue un poco el azar (el aceptar el proyecto de Jaisalmer) lo que me llevó a la India, y luego, poco a poco, me he ido implicando con el país cada vez más, lo que me ha hecho conocerlo de cerca», cuenta Irene Zoe Alameda a Cine con Ñ, que viajó cada cierto tiempo a la India para presentar su corto documental hasta que, con la luz verde de la producción india, sus viajes se fueron haciendo más habituales hasta que eligieron las localizaciones para la película.

Irene Zoe Alameda durante el rodaje de ‘La cinta de Álex’

La cineasta asegura tras la finalización de la película que India es un país «fascinante» para filmarlo, aunque un lugar al que «hay adaptarse», especialmente para una mujer directora y también involucrada en labores de producción durante todo el proceso de creación de La cinta de Álex. «Ahí tienes que aprender los códigos que tienen para saber cómo moverte», explica Zoe Alameda, que cita con frecuencia, además de las grandes desigualdades, el fuerte machismo del país como uno de los problemas que pudo vivir más de cerca.

El machismo local incluso cambió el resultado final previsto de la película. «En el guion yo tenía trabajadoras textiles en la película. Cuando llegué allí me dijeron que ninguna mujer iba a trabajar a una fábrica. Todas necesitan el permiso del marido», cuenta la directora. Al final sólo pudo contar en el lugar de producción con una mujer, repudiada por haber tenido un hijo fuera del matrimonio, que no necesitaba el permiso de su marido.

Pero la producción y el rodaje en India tiene también muchas cosas buenas: «La gran industria de Bollywood te permite, por ejemplo, elegir un equipo con el que sabes que vas a trabajar bien. Una vez tuvimos elegido el equipo técnico de allí, no tuvimos ningún problema». Además, destaca las facilidades para el trabajo que ponen los locales: el marajá del pueblo del set de rodaje de La cinta de Álex cedió uno de sus palacios para que fuera escenario de la película.

Rocío Yanguas junto a Irene Zoe Alameda en el rodaje de ‘La cinta de Álex’

Otro de los elementos 100% indios con los que cuenta La cinta de Álex son varios de los actores secundarios, entre los que destaca la presencia de estrellas locales como Krishna Singh Bisht. Zoe Alameda destaca la diferencia que hay entre las escuelas interpretativas de España y las de India, donde los actores tienden a realizar gestos más marcados e intensos, en lo que desde aquí se podría leer como sobreactuación. «Ensayé muchísimo con ellos antes para que cuando llegara el momento de mezclarse con los actores españoles se pudieran complementar sin problemas», especifica la directora.

El resultado de esta experiencia en la India ya se puede ver en los cines, con una historia que busca mezclar aventura y drama familiar con una relación paterno-filial como gran centro de la ficción. Entremedias, el crisol de las distintas realidades en India o contexto socio-político vinculado al terrorismo. Pese la incertidumbre actual con la apertura en los cines, Zoe Alameda, aseguran que «están contentos de que la película se estrene» y que «el éxito comercial ahora es lo de menos. Solo queremos que la gente pueda sentarse y disfrutar de la película».

 

Arturo Tena (@artena_)

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.