Estás leyendo:
El cine español de 2019 y la desigualdad global
6 min

El cine español de 2019 y la desigualdad global

cine-español-2019-cine-con-ñ

En plena “resaca” de las diferentes temporadas de premios -tanto nacionales como internacionales- que copan la atención del panorama cinematográfico a comienzos de cada año, resulta interesante reflexionar acerca de cuál es el tema (y muchas veces el mensaje) que se ha repetido de forma notable a lo largo de estos últimos meses en las pantallas. El cine de ficción es una forma muy cara de contar una historia, pero, al fin y al cabo, todo se reduce a plasmar una narración. Si pensamos en el séptimo arte en este sentido, es inevitable suponer que la temática sobre la que giren las tramas estará influida por el contexto y, como parte integrante de una cultura dada, las formas -y la tesis- podrán variar.

el-hombre-de-las-mil-caras-cine-con-ñ-2‘El hombre de las mil caras’, de Alberto Rodríguez (2016)

Si analizamos el cine español de los últimos años tomando el baremo de los Goya como indicativo de los filmes que mayor impacto han provocado, nos daremos cuenta de que una parte importante de las historias narradas tienen como principal (y lógico) referente situaciones vinculadas a nuestra realidad más próxima: la corrupción en el caso de El reino (R. Sorogoyen, 2018) o El hombre de las mil caras (Alberto Rodríguez, 2016), la conflictividad social «con la frontera sur» de referencia en La isla mínima (A. Rodríguez, 2014) o El niño (Daniel Monzón, 2014), la igualdad de género en La librería (Isabel Coixet, 2017) o el desarrollo de sociedades periféricas como la vasca en Handia (Jon Garaño y Aitor Arregi, 2017), película en la que el «gigante de Altzo» era una alegoría de todo aquel colectivo que vivió la Revolución Industrial. Todas estas cuestiones, independientemente del enfoque o el beneplácito de cada uno de los espectadores, se encuentran -de acuerdo con las encuestas del CIS- entre los temas de mayor atención de las españolas y españoles.

Pues bien, el año en el que universalmente se ha coronado Parásitos (Bong Joon Ho, 2019) como triunfadora histórica, batiendo estadísticas y tendencias pasadas (y a un icono de nuestro cine como Pedro Almodóvar), la reflexión parece llevarnos a un nivel más general: ¿Hemos alcanzado un contexto tan global que las narraciones -en este caso cinematográficas- también lo son? 

Está claro que el estilo y el «cómo» es lo que realmente marca la diferencia entre una historia y otra en un mundo en el que Jordi Balló y Xavier Pérez (La semilla inmortal, 1995) defienden que toda obra se nutre de una serie de argumentos universales finitos, pero lo que llama la atención es que el fondo de la cuestión de los filmes que han acabado interesando a público y/o crítica (y que por tanto más impacto han tenido en la sociedad) en 2019, tanto nacionales como internacionales, es idéntico: la desigualdad.

el-hoyo-cine-con-ñ-pelicula

‘El hoyo’, de Galder Gaztelu-Urrutia (2019)

El hoyo (Galder Gaztelu -Urrutia, 2019), cuyo director estuvo nominado al Goya Revelación, plantea no sólo un contexto similar a la citada Parásitos sino que, haciendo uso de los diferentes niveles (contraste mundo alto vs. bajo), además acaba empleando un recurso de puesta en escena similar. Lo mejor es que, sin desvelar la trama, la idea de que la identidad del desdichado puede cambiar pero el sistema se tiende a perpetuar coincide tanto en la visión española como en otra tan lejana (en lo geográfico) como la surcoreana. Joker (Todd Phillips, 2019) es otra cinta que plantea la «rebelión de los oprimidos», quienes también son los protagonistas de otro film con presencia en los Goya como Intemperie (Benito Zambrano, 2019). En este caso, la enseñanza del personaje de Luis Tosar parece ser más constructiva que la del que interpreta Joaquin Phoenix.

Tirando del hilo, Francia también ha elegido como su «representante en el escenario mundial» una cinta que trata a los niños como los perjudicados de un sistema «marcado por la injusta acción de los adultos» (de lo que también habla Belén Funes en La hija de un ladrón): Los miserables (Ladj Ly, 2019) no podía tener un título más acertado para una narración que pudimos verla trasladada al contexto español en Adiós (Paco Cabezas, 2019), cinta en la que tampoco salía bien parada la infancia.

mientras-dure-la-guerra-cine-con-ñ

El contexto temporal pasado también nos sirve para tratar la injusticia del presente: Mientras dure la guerra (Alejandro Amenábar, 2019) y JoJo Rabbit (Taika Waititi, 2019), ambas situadas en momentos históricos muy próximos (Guerra Civil española y Segunda Guerra Mundial, respectivamente), presentan a un protagonista que pasa de aceptar el statu quo reinante (franquismo en el caso de Unamuno y nazismo en el de JoJo) a abandonar su «posición neutral» y enfrentarse a las patentes discriminaciones que se producen.

Llegados a este punto cabe pensar que, a contracorriente de esta dinámica temática, Almodóvar se coronó en nuestros premios patrios con Dolor y gloria (2019) a través de una introspección personal que, si atendemos a su trama (y especialmente a su plano final) nos viene a decir que «el cine es su vida»… lo cual también trata otro «peso pesado» como Tarantino en Érase una vez en Hollywood (2019), hablando de un mundo, el de la meca de los estudios, que conoce muy bien (aunque el referente temporal no sea el suyo propio).

Al final, la narrativa (con sus temas, inquietudes y conclusiones) se globaliza, y el cine español de 2019 no iba a ser menos en cuanto a la desigualdad. También nos queda reflexionar acerca de la tendencia natural del ser humano por buscar -y encontrar- patrones que expliquen nuestro mundo, pero el que un iraní (Farhadi) venga a España a rodar un film (Todos lo saben, 2018) y resalte el gran parecido entre ambas filmografías bien podría darnos una idea de lo compenetrados que estarían Gaztelu-Urrutia y Bong Joon Ho tomándose un café… ¿sin intérprete?

 

Jorge Dolz (@J_Dolz)

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.