Estás leyendo:
Nuevas medidas de ayuda a nuestro cine: requisitos de subvención más flexibles, incentivos fiscales o compensación a salas
4 min

Nuevas medidas de ayuda a nuestro cine: requisitos de subvención más flexibles, incentivos fiscales o compensación a salas

Con el Real Decreto recién aprobado, el sector audiovisual español suma ya cinco grandes líneas de ayuda para paliar la crisis del coronavirus en la industria

ayuda-a-nuestro-cine-con-ñ

Los requisitos para solicitar una subvención por una película serán más flexibles, se incrementarán las deducciones fiscales por rodaje y las salas de cine recibirán 13 millones de euros como compensación al cierre. Estas son las tres grandes líneas de ayuda a nuestro cine –además de las generales para trabajadores- que acaba de aprobar el Gobierno dentro del paquete de ayuda a la cultura. El martes se aprobó en Consejo de Ministros y el miércoles se publicó oficialmente en el BOE. Después de más de un mes de peticiones, reuniones y posterior elaboración, son ya cinco las grandes líneas de ayuda al sector audiovisual español para superar la crisis causada por la COVID-19.

 

Las medidas de ayuda a nuestro cine en el Real Decreto

El Real Decreto-ley que se acaba de aprobar lo primero que hace es adaptar la vigente Ley del Cine de 2007 -modificada en 2015- a la situación causada por el coronavirus. Para poder optar a alguna ayuda, las películas españolas debían cumplir en dicha Ley con una serie de requisitos; estrenar en un determinado número de salas comerciales o pedir la ayuda en una serie de plazos y en determinadas fases. Eso ahora se flexibiliza: las películas estrenadas online podrán recibir ayudas, se reducen el número de salas exigibles para el estreno, se podrá recibir el 50% de la subvención sin haber empezado el rodaje y se cubrirán los costes derivados por adoptar medidas sanitarias en los mismos (protocolos de seguridad, adaptación de los planes de rodaje, etc…).

El Real Decreto inlcuye tres grandes líneas específicas de ayuda a nuestro cine 

La segunda gran novedad es la de los incentivos fiscales. A partir de ahora, aumentan en un 5% las deducciones por invertir en una producción audiovisual española (cine, series o cortos). Se pasa del 25% al 30% en el primer millón de base y del 20 al 25% en el resto del coste. Era una petición histórica de los productores españoles y de las oficinas de promoción cinematográfica, que lo consideran un enorme incentivo para que se ruede aquí. La cuantía máxima de la deducción pasa, además, de 3 a 10 millones. En todo caso, no puede superar el 50% del presupuesto final. Para más detalle sobre estos incentivos, se puede consultar el artículo dedicado en el blog Producción Audiovisual.

La tercera gran pata de ayuda específica al cine en el Real Decreto tiene que ver con las salas de cine, tremendamente damnificadas durante un cierre que puede llegar a los tres meses en gran parte del territorio. El Gobierno inyecta 13 millones al ICAA para compensar a las exhibidoras el cierre de su negocio. Esos millones se repartirán entre las salas según el número de pantallas que tengan; cuanto más grandes sea los cines, más apoyo podrán recibir. Los que tengan una pantalla podrá recibir hasta 8.000 euros, las que tengan dos hasta 14.000, de tres a cinco 20.00, de seis a ocho 26.000 y las de más de ocho 32.000.

 

Público en el Festival de Sevilla de 2019. Foto: Alba Muriel (Festival de Málaga)

Las prestaciones directas a los trabajadores del sector audiovisual

Fuera de las medidas específicas a la industria del cine, hay otro apartado que afecta también a los trabajadores del sector, que pedían un trato específico al trabajar en condiciones muy especiales, como la intermitencia misma de su labor. Los trabajadores que estén incluidos en el Régimen General de Artistas en espectáculos públicos podrán pedir ahora una prestación por desempleo especial. Muchos trabajadores del cine que pueden estar incluidos en el mismo (directores, directores de fotografía, actores, técnicos, montadores…) podrán acogerse a este paro. Sin embargo, como explicó Civio, no incluye a a técnicos de espectáculos y auxiliares.

Estas cuatro grandes medidas del Real Decreto se unen también al fondo específico creado por Netflix, la Academia de Cine, el ICAA y Acción Cultural Española (AC/E) a mediados de abril. Esta es una línea de asistencia económica más urgente que va destinada a los trabajadores más vulnerables del sector. Ahora se ha estrenado la página web en la que se gestionará toda la convocatoria de estas ayudas a nuestro cine. Ya están publicadas las bases con los requisitos a cumplir para pedirlas y del 14 al 29 de mayo se abrirá el plazo para presentar las solicitudes.

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.