Estás leyendo:
Antes de la quema: buena mezcla de géneros al ritmo de chirigota
3 min

 

Un joven chirigotero gaditano (Quique, interpretado por Salva Reina) empieza a trabajar de jardinero en un almacén donde se guarda la droga requisada por las autoridades para posteriormente quemarla. Un traficante de la zona pedirá su ayuda para robar el depósito y Quique encontrará en esto nuevas posibilidades para él y su familia: un futuro algo mejor pero también la oportunidad de ajustar cuentas con su pasado.

Así se plantea Antes de la quema, la narco comedia o narco-chirigota de Fernando Colomo. Parece que a Colomo le van las comedias con adjetivo: si al inicio de su carrera fue la comedia madrileña, ahora llega la narco comedia o la comedia andaluza. Porque Antes de la quema tiene mucho de humor andaluz, de encarar la vida con buena actitud aunque esta no siempre nos corresponda. Eso es exactamente lo que hace Quique, nuestro protagonista.

El gusto que el director ha mostrado durante su carrera por la comedia y la guasa constante de la película no tendrían que tapar el hecho de que Antes de la quema es un thriller. Con su estructura de confesión a posteriori (el clásico “se preguntarán cómo he llegado aquí”), su sorpresa a mitad de metraje y su inesperado giro final. Esta mezcla de géneros, con momentos también de drama familiar y de romance, juega a favor de la película, que funciona con solvencia entregando un film dinámico y divertido y que a la vez tiene una mirada triste sobre la realidad social, y serena y bonita sobre las relaciones familiares.

Colomo aprovecha la magia de Cádiz y el carácter de sus gentes, todo amplificado por la celebración del carnaval. Sorprende que el cine español no haya explotado más esta combinación, y desde luego se agradece que en esta ocasión se haya hecho sin ir buscando la foto de postal. Colomo pone su experiencia para combinar con éxito el buen guion que le brinda Javi Jáuregui, una música que nos ayuda a meternos en la ciudad y un gran reparto para ejecutar esta mezcla de géneros, y el encanto de Cádiz pone la guinda.

Hay que destacar el gran trabajo del reparto. Salva Reina da la talla en su primer papel protagonista y confirma que puede sostener el peso de una película, en un papel más exigente de lo que puede parecer en un primer momento y que le obliga a tocar varios registros. Maggie Civantospremiada en el Festival de Málaga– y Manuela Velasco hacen un buen trabajo, al igual que los secundarios Manuel Manquiña y Vicente Romero, y mención especial merece Joaquín Núñez, que borda el papel de traficante de capo de la droga pasado de revoluciones (y de coca).

Colomo lo ha vuelto a hacer. Su cine no será seguramente el más brillante ni el más admirado, pero nunca habría que subestimar su capacidad para divertir y el cariño con el que sabe tratar a sus personajes. Sabe crear realidades en las que gustaría estar, algo que no es nada fácil de conseguir. Y Antes de la quema lo hace. Una buena película que divierte y entretiene en su efectiva mezcla de registros y que nos trasporta a la bella y vibrante Cádiz.

 

Carlos Pintado Mas (@CarlosPM76)

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.