Estás leyendo:
5 grandes películas españolas dirigidas por mujeres
6 min

5 grandes películas españolas dirigidas por mujeres

 

La dirección de cine ha sido -y es- una profesión dominada por hombres en España. Una realidad global que, por evidente, no hay que dejar de repetir. En más de la mitad de la historia del cinematógrafo español, sólo podemos contar con cuatro mujeres a los mandos: Helena Cortesina en el cine mudo de los años 20, Rosario Pi en el primer sonoro republicano y, en el franquismo, Margarita Alexandre y, sobre todo, Ana Mariscal. 70 años reducidos a cuatro pioneras. Eso es todo.

No fue hasta después de la muerte del dictador y la vuelta de la democracia que empezaron a hacerse hueco más directoras. Pese a los avances en las tres décadas siguientes y el importante impulso e incorporación de varios nuevos nombres femeninos a la dirección en los últimos años, sigue siendo un trabajo -prestigioso y visible- muy masculinizado: solo el 12% de las películas las firman ellas.

Hoy, seleccionamos cinco grandes películas dirigidas por españolas en distintas décadas y épocas de nuestra historia. Cinco miradas diferentes por variedad y capacidad. Que la próxima vez que hagamos una lista de este tipo haya más y sea cada vez más complicado elegir por calidad y, sobre todo, por cantidad de mujeres que hayan estado detrás de las cámaras.

 

EL CAMINO (1963)

 

Película destacada de una de las primeras directoras del cine español: Ana Mariscal. Primero actriz en los 40, Mariscal dirigió un buen puñado de películas en los 50 y 60, convirtiéndose en la primera mujer española con una carrera destacada, solvente y reconocida en el sector.

El camino es la adaptación de la tercera y famosa novela de Miguel Delibes. Mariscal retrata con gracia, tristeza e inocencia natural la vida en la España rural de la época sobre la que escribía el autor de Los santos inocentes. La historia de Daniel, el Mochuelo, que deberá dejar el campo e ir a la ciudad para “progresar” es la forma que tiene la directora para retratar la religión, la moral, las creencias, la censura o el rol de la mujer en aquellos tiempos. Y lo hace muy bien, desde el herrero hasta el cura, con capacidad costumbrista y comedia para destacar según qué cosas sin necesidad de forzarlas.

 

FUNCIÓN DE NOCHE (1981)


Curiosamente, más de diez años después de El camino, otra mujer recogía la obra para hacer de ella una serie en la televisión pública: Josefina Molina. Ella fue la primera mujer que salió de una escuela de cine en España, obteniendo el título de directora/realizadora en la Escuela Oficial de Cine en 1969. Tras una década de trabajo, la confirmación definitiva y más importante de su talento -más intelectual y reflejo del “nuevo” país- viene con Función de noche, un innovador docudrama.

Esta película es, de concepto, rompedora y una verdadera rareza todavía hoy por forma y fondo. Lleva a la ficción el momento vital real de la actriz Lola Herrera mientras protagoniza en teatro Cinco horas con Mario (otra obra de Miguel Delibes que dirigía en teatro la propia Molina). En Función de noche se mezclan guion y realidad, centrándose en las penetrantes conversaciones con su exmarido y también actor, Daniel Dicenta, sobre su relación rota y vida en común pasada. Dolorosa, provocadora, inteligente, también reflexiona sobre las aspiraciones y los roles de las mujeres en una España que empezaba a cambiar.

La película se puede ver en la plataforma Flixolé.


MI VIDA SIN MÍ (2003)

 

Forjada en la publicidad durante los 90, la barcelonesa Isabel Coixet es la mejor directora española de la historia; por número de buenas películas y trayectoria profesional sólo Icíar Bollaín puede hacerle sombra. El mejor ejemplo de sus méritos -que son, sobre todo, cuatro- es esta película de 2003, con la que Coixet dio un salto en visibilidad y reconocimiento internacional.

Mi vida sin mi se inspira libremente en un relato de Nanci Sinkaid, y se centra en Ann (Sarah Polley), una mujer que se entera que va a morir y quiere hacer cosas antes de que eso pase. Aquí Coixet desplegó sus mejores armas, en su máximo de inspiración y emoción: la sensibilidad de los diálogos sostiene una estructura perfectamente conectada a través de la dolorosa interpretación de Polley.

La película se puede ver en Netflix y Filmin.

 

TAMBIÉN LA LLUVIA (2010)

La otra gran directora española de los 2000 es, como decíamos, Icíar Bollaín. También actriz en sus inicios -su papel protagonista en la icónica El sur-, de su época como intérprete es clave su colaboración con el cineasta Ken Loach, con el que rodó Tierra y libertad. Fruto del cine social que aprendió con el británico -y el trabajo conjunto con su mismo guionista, Paul Laverty- es precisamente También la lluvia, seguramente la más redonda de la carrera de Bollaín.

La película cuenta la historia del rodaje de una película desmitificadora sobre el descubrimiento de América en Bolivia. La experiencia, con la tensión entre el director y su productor, empieza a complicarse por la implicación de uno de los actores locales en la lucha del pueblo para que no se privatice su agua. Oscura y cruda, las metalecturas y referencias de También la lluvia son potentes e inteligentes, criticando con fuerza lo establecido sin olvidar trascender en los dilemas que plantean.

También la lluvia está en Filmin.

 

VERANO 1993 (2017)

A diferencia del resto, la quinta película seleccionada (y la más reciente) es de una directora con sólo una película en su historial. Carla Simón es una de las representantes de la nueva generación de directoras que están irrumpiendo con fuerza en los últimos tiempos en el cine español. En 2017, triunfó con su autobiográfica Verano 1993, que fue la baza de España para los Óscar y fue una de las protagonistas de la gala de los Goya de ese año.

Frida pasa su primer verano junto a sus tíos y su prima en su casa del campo tras la muerte de su madre. El significado de este hecho en una niña de seis años es Verano 1993. Simón capta el proceso por el que pasa Frida sin florituras, de forma transparente, casi siempre desde su punto de vista. La mirada de Simón es limpia, delicada y honesta con su propia experiencia sin tener que subrayar nada. Uno de los inicios de carrera más prometedores en mucho tiempo.

La película de Carla Simón se encuentra en Filmin.

 

Arturo Tena (@artena_)

1 comment

  • Molina Segura

    Y El Crimen de Cuenca, ¿para cuándo? Vaya lista penosa, muchachos.

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Input your search keywords and press Enter.